Pernod Ricard, Todas

Absolut Vodka

Todo empezó en Åhus, un pueblo al sur de Suecia. Se cuenta que Lars Olsson Smith heredó el control de gran parte de la producción del vodka sueco. Durante el siglo XIX desarrolló un proceso para destilar el aguardiente de trigo, denominado rectificación, método que aún se utiliza en la actualidad.

Sin saberlo, al crear el Absolut Rent Bränvin (absolute pure vodka), Olsson Smith inventó lo que cien años después se conocería como Absolut. El vodka sueco comenzó a venderse en 1879. Mientras muchos publicistas suecos se rompían la cabeza pensando qué tipo de envase usar para comercializar el producto, Peter Ekelund, Lars Börje Carlsson y Gunnar Broman, de la agencia Carlsson and Broman, encontraron la solución:

Una botella totalmente transparente, sin etiqueta, con las letras grabadas encima para poder ver a través de ella. Con toques plateados y la foto de su fundador: Lars Olsson Smith. ¡Era claramente una botella de jarabe medicinal! Gunnar Broman al ver las botellas de medicina suecas tuvo la gran idea de embotellar el vodka en aquellos envases, después de todo en los siglos XVI y XVII, el vodka era comercializado como una medicina que prometía curar muchos males.

Encuéntralo en Spirits Ibiza Store